miércoles, 3 de septiembre de 2014

Soltar...

Creo que llegó el momento de soltar,
soltarte y confiar en que estarás bien,
soltarme y confiar en que estaré bien,
pensaba que el camino lo íbamos a recorrer juntos siempre,
pero hoy entiendo que está vez no es así,
hay que pasar este trecho tan estrecho donde sólo cabe uno a la vez,
confío en que lo pasarás por que sé quien eres,
confío en que lo pasaré por que sé que puedo,
sólo te pido que confíes en tu corazón, 
él nunca se equivoca, que yo haré lo mismo,
y si realmente existe ese estar predestinados, 
los caminos se volverán a juntar 
y ya fortalecidos nada nos podrá separar;
si por alguna razón te distraes o me distraigo y aparecemos desfasados, 
ten por seguro que el haber pasado el trecho sin ti me hizo más fuerte 
y valió la pena haberte encontrado 
por que la fuerza del amor que siento por ti es el que me ayudó a pasar, 
y ese amor persistirá siempre como una chispa que usaré para los ratos de oscuridad.
Es doloroso el adiós,
es doloroso pensar en la abstinencia de ti,
es doloroso no voltear hacia atrás, 
es doloroso perder de vista el sueño en medio de tanta neblina,
es doloroso no saberte cerca en momentos de miedo,
es doloroso soltar;
pero confío en que siempre hay un mejor plan,
ojalá nuestros caminos se vuelvan a juntar
y vivamos juntos ese sueño que un día se hará realidad....

                                                                                                           Adriana

Momento eterno...

Lo único que quiero es parar el tiempo

Parar el tiempo mientras te siento adentro

Por que cuando el amor nos envuelve en la pasión, 

siento como nos convertimos en uno;

y es ahí, donde siento que vuelo con roce de tus labios,

es ahí donde me pierdo entre tus brazos,

y me empapo de tus manos;

es ahí donde siento que me baño de tu mirada,

es ahí donde escucho mi nombre sin que digas una palabra,

mientras bailo al ritmo de tus latidos,

mientras me resbalo por tus suspiros,

mientras viajo por tus venas 

y alimento de amor a cada una de tus células,

mientras duermo en tu sonrisa,

mientras me arrullan tus pensamientos, 

mientras me lleno de ti,

Son esos momentos donde 

no quiero que nadie me despierte,

quiero que se detenga el tiempo 

aunque sea por un momento para perderme en ti 

y al fin seamos uno en lo eterno


                                                                                                 Adriana

sábado, 30 de agosto de 2014

No me quites el calor de tus alas,
no me desprotejas de este frío que cala los huesos,
abrázame fuerte mientras mis heridas dejan de sangrar,
compárteme esa luz de tu corazón para guiar mi camino,
no sueltes mi mano en estos momentos que siento que caigo,
sólo ocupo un break de amor y luz mientras renazco.
Por favor no sueltes mi mano, 
no me dejes caer, 
te prometo volver a mi, 
será más fácil contigo a mi lado… 
Te prometo muchos vuelos maravillosos juntos,
sólo ocupo la fuerza de ese amor tan puro y terrenal que sólo tú me sabes dar;
por favor no sueltes mi mano y ayúdame a salir de esta bruma… 
Prometo no soltar la tuya nunca y estar siempre que me necesites. 
Pedí al Universo un ser maravilloso, 
llegaste tú y ahora te pido que te quedes 
y me permitas demostrarte el ser maravilloso que yo también soy… 
Sólo no sueltes mi mano... Ni mi alma. 

                                                                                                                                    Adriana

lunes, 14 de abril de 2014

Tu corazón grita y no lo escuchas,
yo sí logro escuchar el susurro de mi nombre,
yo sí siento cada palpitar a distancia,
yo sí veo esa enorme luz detrás de la ira, 
yo sí creo que tu alma es más pura
y fuerte que tus miedos.
Sólo te pido que abras los ojos,
te dejes guiar por la luz de la pureza
del amor que aún une nuestras almas.
Sólo confía en el Universo
y yo estaré ahí para tomar tu mano
y nunca soltarla,
para que nuestras almas se fundan,
sigamos creciendo,
y el amor sea tan fuerte 
que ningún obstáculo nos frene;
podamos volar
libres en el viento,
y que ese hermoso sueño compartido
no se muera en el intento…

                                                         Adriana

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Casi deidad

Bastó sentir rodar una lágrima
para darme cuenta que estás adentro;
nunca te he visto
pero creo sentirte sin haber usado el tacto,
nunca hemos cruzado una mirada
pero sueño con reflejarme en la tuya,
nunca te he tocado
y me he visualizado entre tus brazos,
nunca me has besado
y quiero perderme entre tus labios.
A veces creo que no existes en mi mundo real,
eres tal cual te describí sin conocerte,
a veces pienso que yo te creé,
a veces me gustaría sacarte del sueño y vivirte.
Tal vez sea el destino
o tal vez eres un fantasma,
lo triste es que no creo en los fantasmas
ni en el destino,
tal vez por eso no logro verte y solo sentirte.
Eres un hermoso fantasma que logró entrar en mi 
y poseer mis suspiros,
un fantasma que se apoderó de mi y no sale de mi mente,
un fantasma que solo yo veo,
un fantasma con el que quiero volar,
un fantasma que me gustaría tomara vida,
un fantasma que me gustaría
tocar,
sentir,
vivir,
amar...

                                                                                                 Adriana.

jueves, 7 de junio de 2012

Traigo el alma repleta de sonrisas,
llena de tus recuerdos que 
regocijan el existir,
eso es lo que me quedo,
no tu persona, 
nadie es de nadie;
pero sí lo que me haces sentir.
Por eso te comparto unas letras,
hay sensaciones que ni las palabras
alcanzan a describir, 
esas sensaciones que te llenan de vida
y te impulsan a seguir,
esas sensaciones que despiertan 
el más profundo suspiro,
esas sensaciones que le dan
fuerza a los latidos,
esas sensaciones enraizadas
en la memoria,
esas sensaciones que son 
tan mías que ahogan,
esas sensaciones que te llenan
la cara de sonrisas,
esas sensaciones que secan
cualquier lágrima sin fuerza,
esas sensaciones que hacen que 
te hierva la sangre,
esas sensaciones que explican 
el por qué estamos aquí;
eso me quedo de ti,
lo que siento por ti...


                                     Adriana.
Soñando entre tus brazos,
iluminados por la luna,
atenta al susurro de tu pecho,
respirando tu aliento,
leyéndote en Braille,
compartiendo la piel,
inhalando tu esencia,
inmersos en un mismo tiempo,
siendo parte de la misma historia,
con el calor de tus sentidos,
con la fuerza de tus sueños,
la pasión por la vida;
me inspiraste a suspirar, 
cambiando el rumbo de mis sueños
sentí poco a poco 
descongelarse mi sangre,
mientras se despertaban mis latidos
de ese largo sueño,
me incitaste a volver a creer,
a no dejar de sentir,
a dejarme llevar, 
cerrar los ojos,
y confiar...


                             Adriana